Consecuencias

Al ser el lavado de activos una conducta que es considerada delito los riesgos a los que están sometidos los empresarios, comerciantes y los negocios se pueden resumir en:

 

  • Persecución penal
  • Suspensión y cancelación de la personería jurídica
  • Exclusión de fuente de financiación
  • Bloqueo internacional (inclusión en listas internacionales)
  • Mala reputación
  • Altos costos de remediación
  • Continuidad del negocio
  • Pérdida del patrimonio (acción de extinción de dominio)